El pueblo

Tiedra

Tiene su origen en una ciudad vaccea, posteriormente romanizada e identificada con la Amallóbriga del itinerario de Antonino. Sobre sus ruinas se asentó a finales del siglo X la Tiedra medieval con su parroquia y su castillo, ese que Sancho II ofreciese a su hermana Urraca en canje por la ciudad de Zamora durante su famoso cerco.

Será Fernando II de León, en plena división de los reinos de Castilla y León, quien decida “trasladar” la población 300 metros al Este, en otro espigón de la paramera de Torozos más fácil de defender, amurallando sobre el borde de sus empinadas cuestas.

El interior de esta cerca de la nueva Villa real leonesa dispondrá pronto de parroquia, dedicada a Santa María, y de una torre defensiva, residencia del teniente, delegado militar del rey cuya misión será defender la frontera leonesa contra Castilla.

En 1203 Tiedra es donada por Alfonso IX a su esposa Berenguela en compensación por su divorcio. El crecimiento de la villa a lo largo del siglo XIII hará que surjan otras 3 parroquias, cuyas torres tendrán funciones defensivas al estar situadas junto a la muralla. A finales de esa centuria, Sancho IV dona la villa a los Álvarez de Asturias y éstos a los Téllez Meneses. En 1365, Tiedra y su castillo vuelven a poder real, utilizándose como prisión de nobles y obispos levantiscos contra Enrique II. Tras la batalla de Olmedo, Juan II lo dona a D. Pedro Girón, entrando a formar parte desde ese momento de la casa de Osuna, en cuya posesión se mantendrá hasta finales del siglo XIX.

¿Qué ver y qué hacer en Tiedra?

La Plaza Mayor

La Plaza Mayor es porticada, con pilares y columnas que van del siglo XVI al XVII. El edificio del Ayuntamiento, construido sobre un antiguo hospital en la segunda mitad del siglo XIX, es un edificio de sillería y ladrillo donde se yuxtaponen elementos arquitectónicos inspirados en diferentes estilos artísticos.

Tiedra-Plaza Mayor

Castillo de Tiedra

La primera mención sobre el castillo data del tiempo de Sancho II de Castilla, cuando el rey ordena al Cid que se entreviste con doña Urraca. Las partes más antiguas corresponden a los lienzos sur y oeste, restos de la muralla de repoblación sobre el cerro. La torre del homenaje, de finales del siglo XII, conserva las cuatro plantas y el sótano. En el siglo XIV, los Téllez de Meneses cercan la torre desde el interior de la muralla y construyen el foso y los muros de cierre norte y este.

A finales del siglo XIX, la casa de Osuna vende la fortaleza a Gaspar Rodríguez, un indiano regresado de cuba con fortuna. Años después pasará a la familia Alonso Carmona, que lo habilitará como palomar. En 2005 lo adquirió el Ayuntamiento. Tras una ardua restauración, hoy tiene un uso turístico.

El Pósito

Otro edificio de interés es el Pósito, de traza rectangular y excelente cantería, fechado en 1793. Los pósitos eran instituciones municipales, destinadas a almacenar cereales para su préstamo a los campesinos en épocas de escasez. Hoy se utiliza para representaciones teatrales, conciertos, actos culturales…

El Pósito-Tiedra-Valladolid
Iglesia de San Miguel- Tiedra-

San Pedro y San Miguel

De los cuatro templos que tuvo Tiedra, los de San Pedro y San Miguel aun alzan sus campanarios y otros restos notables. La Iglesia del Salvador-la única abierta al culto- es gótica del siglo XVI; la capilla mayor tiene retablo del siglo XVI y se cubre con bóveda estrellada de crucería. En el lado de la epístola hay un retablo herreriano de piedra, con un extraordinario Cristo de finales del XVI y una terracota que representa la cabeza de San Pablo, atribuida a Felipe de Espinabete.

Ermita de Nuestra Señora de Tiedra Vieja

Ermita de N.S. de Tiedra Vieja

La Ermita de Nuestra Señora de Tiedra Vieja se sitúa sobre un cerro declarado Bien Arqueológico de Interés Cultural, que conserva los restos de la ciudad romana Amallóbriga. El templo, reedificado en varias ocasiones, es de estilo barroco, de una nave cubierta con bóveda de cañón, decorada con yeserías. Conserva innumerables fotografías y exvotos del siglo XIX, así como un órgano procedente del Monasterio de la Santa Espina, rehabilitado en el año 2016.

El Acceso se realiza a través de un zaguán que conduce a un patio porticado donde se levanta una hospedería, que todavía conserva buena parte de sus dependencias.

Sobre el acceso de carruajes de una de sus fachadas, encontramos un Reloj de sol del siglo XVI, con forma de media luna, catalogado como el más antiguo de la provincia.

Centro Astronomico de Tiedra

Centro Astronómico de Tiedra

El Centro Astronómico de Tiedra es un edificio vanguardista rodeado de una naturaleza incomparable. Tiene acceso a los dos observatorios astronómicos en los que se puede mirar a través de sus telescopios. Se puede ver el sol, la luna, planetas, galaxias y nebulosas. El ágora exterior es una zona diseñada para la observación a simple vista y con prismáticos.

Se contemplan las estrellas y constelaciones desde una posición cómoda en sus bancos. Además, está en un enclave perfecto gracias al alto índice de noches despejadas a lo largo del año.

También se incluye una sesión de planetario digital proyectado sobre una cúpula y guiado por el Director Técnico del Centro, en la que se muestran movimientos del cielo, del sol, planetas, constelaciones y la evolución de las estrellas.

Piscina de Tiedra

“En Tiedra la Asociación deportiva el Castillo”, cuenta con una piscina, instalaciones deportivas, juegos infantiles, bar, que se pueden disfrutar durante los meses de julio y agosto. Los no socios pueden acceder mediante abonos de distinta cuantía y duración (consultar con el propietario)”.

Piscina de Tiedra